Putin expliсa su regreso al Kremlin


 

El primer ministro ruso Vladímir Putin, al conceder una entrevista a tres cadenas de televisión federales, anunció los principales postulados de su ideología política.

El jefe del gobierno ruso no sólo explicó porqué intenta regresar al Kremlin en 2012, sino también dio a entender que si no ocupa el sillón presidencial, Rusia estará en peligro. Para evitarlo,  propone a los electores concertar un nuevo acuerdo con el poder y dar sus votos por la estabilidad.

Putin citó como ejemplos al ex presidente francés, Charles de Gaulle, ex presidente estadounidense, Franklin Delano Roosevelt que fue elegido cuatro veces con su programa The New Deal (o sea, Nuevo Acuerdo) de 1933, que apostó por la estimulación de la economía a través del aumento del gasto público.

El ex canciller de Alemania, Helmut Kohl, también gobernó el país durante 16 años.

Según se sabe, las opinones expresadas durante los debates parecen más convincentes. Así las cosas, Putin anunció sus propuestas en forma de respuestas a sus oponentes de izquierda y de derecha.

Ante todo, el prmer ministro ruso exhortó al electorado que esté alerta porque las próximas elecciones en Rusia no tendrán desenlace predeterminado y su posible retorno al Kremlin depende sólo de la decisión y la voluntad del pueblo a la hora de realizarse las votaciones.

Además, Putin recordó a los potenciales partidarios de comunistas y grupos de izquierda radical, que el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) causó la bancarrota y el derrumbe del país donde al final de la década de los 80 los alimentos básicos y todo lo imprescindible para la vida estaba racionado y distribuido por tarjetas de racionamiento y sentó las bases para su posterior desintegración.

Dirigiéndose a toda la oposición radical, Putin calificó de irresponsable el princpio “peor, es imposible” según el que actúan varios electores, porque esta postura ya conllevó a la crisis del final de los 80 y de la década de los 90.

El primer ministro tampoco se olvidó de sus oponentes de la derecha. Putin comentó irónicamente la demonización de su imágen en el Occidente.

“Halcón es un pajarito bueno… pero soy un hombre”, dijo el presidente del Gobierno ruso y prometió ampliar la base democrática en Rusia, desarrollar “una democracia directa, popular y real”, lo que supuestamente debe fortalecer al sistema político del país aún en las condiciones si el partido ofcialista Rusia Unida “sigue siendo la mayor fuerza política” en Rusia.

Los principales postulados de la ideología de Putin coincide con la de Medvédev, a excepción de las peculiaridades del estilo personal anunciadas por el presidente ruso en su entrevista concedida hace dos semanas a las mismas tres cadenas de televisión federales.

Si Medvédev insiste en realizar reformas paulatinamente, por ejemplo en bajar en 2016 del 7 al 5% la barrera electoral para los partidos políticos para que sean representados en la cámara baja del parlamento ruso, Putin se apuesta por la estabilización y fortalecimiento del sistema político existente.

Si Medvédev prefiere que el parlamento ruso sea compuesto de los partidos que representen toda la gama de opinones en la sociedad rusa, Putin destaca su deseo de que Rusia Unida gane las elecciones.

Según muestra la experienca, no es una contradicción dramática, el parlamento puede ser multicolor o estar bajo control de los máximos drigentes del país. Lo que es importante son las dimensiones de este multicolorismo.

La entrevista con Putin sacó a la luz pública que en los próxmos comicos se desarrollará una lucha muy seria. El color principal debe vencer. Y Medvédev que encabezó la lista electoral de Rusia Unida se verá obligado a incorporarse a esta lucha al máximo.

Parece que Medvédev lo entiende perfectamente y no por casualidad declaró su lealtad a Rusia Unida durante una reunión con sus partidarios celebrada el pasado 15 de octube.

En su entrevista, Putin explicó que Rusia Unida debe ganar las elecciones porque esto permitirá a Dmitri Medvédev formar un gobierno eficiente. Esto coincide con la retórica del discurso pronuncado por el actual presidente ante sus partidarios el pasado 15 de octubre.

Ambos líderes coincidieron tambén en otros aspectos importantes. Putin confirmó que su “enroque” con Medvédev fue acordado hace cuatro años. Además, el presidente y el primer ministro de Rusia mantienen la postura negativa respecto a frecuentes cambios ministeriales  y reaccionaron de una manera similar a las acusaciones del estancamiento de en la plantilla del gobierno.

Pero si Medvédev propuso formar un Gobierno grande o ampliado, que se compondrá de personas absolutamente nuevas y funcione en cooperación con el partido oficialista y la opinión pública, Putin insiste en un gabinete estable y eficaz que podrá formarse si Rusia Unida gana las elecciones.

En el ámbito de política exterior, ambos líderes mantienen posiciones afines. Putin declaró en su entrevista que seguirá protegiendo los intereses nacionales “de una manera correcta”.

“Anteriormente, habíamos ejecutado, al igual que lo hacemos ahora y vamos a hacerlo en futuro, una política bien equilibrada, predestinada para crear condiciones favorables de la vida en el país. Esto significa que queremos mantener relaciones amistosas y de buena vecindad con todos nuestros aliados”, dijo Putin.

A juzgar por todo, Medvédev durante cuyo gobierno tuvo lugar el conflicto ruso-georgiano, un avance en las relaciones entre Rusia y la OTAN proclamado en la cumbre de Lisboa celebrada en noviembre de 2010, y el renicio de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos estaría de acuerdo con el jefe del gobierno ruso.

El formato de comunicación de los líderes rusos con el electorado a través de las entrevistas concedidas a tres cadenas de televisión federales ya se hizo tradicional y resulta muy eficaz para el poder.

Entretanto, haciendo las preguntas tanto a Medvédev como a Putin los dirigentes de estas cadenas buscaron saber ante todo porqué la situación en Rusia no puede cambiar.

El presidente y el jefe del gobierno lo explican, la gente lo escucha y el Occidente lanza críticas.

Por otro lado, quizás sea oportuno preguntar a la UE y EEUU porqué la situación en Rusia no puede cambiar. El Occidente no propuso a Rusia, a diferencia de los países de Europa del Este, una perspectva de integrarse a los organismos occidentales que no sea declarativa sino real.

Los electores rusos también deben hacer las preguntas a sí mismos. Son los que deben decidir si se hará realidad “la renovación sustancial del parlamento en el marco de la fracción de Rusia Unida” o la Duma de Estado (cámara baja del parlamento ruso) se renovará de un otro modo.

Cada uno tiene derecho a elegir y para saberlo no es necesario escuchar o leer entrevistas de los políticos.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

 Putin expliсa su regreso al Kremlin | Opiniones | RIA Novosti.