Chile dice que su ejército puede proteger tratados con Bolivia


Lunes 30 de mayo de 2011 – 11:38 pm

El ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, dijo que las FF.AA. están en condiciones de cautelar “la integridad territorial” 

Bolivia, Andrés Allamand, Tratados internacionales, Chile

(Foto: El Mercurio / GDA)

Santiago de Chile (AP). El ministro de Defensa, Andrés Allamand, dijo el lunes que las fuerzas armadas chilenas pueden hacer que sean respetados los tratados, en respuesta a la intención de Bolivia de protestar contra Chile en la próxima sesión de la OEA en El Salvador en junio.

Allamand dijo que los chilenos “deben seguir estas iniciativas bolivianas con total tranquilidad”, porque Chile actúa unido y tiene “todo el amparo del derecho internacional”.

“Por último, tiene fuerzas armadas prestigiadas, profesionales y preparadas, que están en condiciones de hacer respetar los tratados internacionales y de cautelar adecuadamente la soberanía y la integridad territorial de Chile”, advirtió.

Bolivia, que perdió su acceso al mar en una guerra contra Chile en 1879, interrumpió en marzo el diálogo bilateral destinado a solucionar su situación mediterránea y amenazó con llevarlo a la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya.

En la víspera, La Paz reavivó el diferendo cuando el director de Reivindicación Marítima boliviano, Rubén Saavedra, dijo que Bolivia acusará a Chile ante la OEA de incumplir las recomendaciones del organismo de 1979, cuando emitió una resolución en la que señaló que la cuestión marítima es de interés hemisférico.

“Es necesario encontrar una solución justa y equitativa que proporcione a Bolivia un acceso soberano y útil al Océano Pacífico”, añadió la resolución.

Según Allamand, el anuncio de Bolivia responde a “una antigua estrategia que cada cierto tiempo renace, muchas veces cuando los gobernantes bolivianos se encuentran con dificultades políticas en el ámbito interno”.

Al término de la llamada Guerra del Pacífico, Santiago y La Paz firmaron un tratado limítrofe que establecía la nueva calidad de país mediterráneo de Bolivia y que obligaba a Chile a otorgarle facilidades portuarias al vecino país.

Chile afirma que los tratados internacionales son inmodificables, mientras Bolivia convirtió su anhelo de obtener una salida soberana al océano Pacífico en una política de Estado.