Ollanta Humala: Impecable talla de estadista (+ Vídeo)


por César Aching Guzmán

En el debate se confrontaron dos posiciones, de un lado Ollanta Humala que representa la dignidad y el decoro; de otro lado la corrupción y el crimen institucionalizado de la Fujimori y su “equipo” que gobernaron con su padre.

Impecable Ollanta Humala, demostrando talla de estadista expuso y respondió con soltura, aplomo y franqueza; la Fujimori, con los mismos atributos de su progenitor expuso y respondió calumniando, mintiendo con redomado cinismo.

Por ejemplo, acusó a Ollanta Humala de tener juicios por violación de derechos humanos, cuando es ella quien cuenta con un juicio ante la  3ª. Fiscalía abre investigación a Keiko por encubrir narcotráfico (+Vídeo) Guillermo Olivera Díaz, justamente por Encubrimiento de Narcotráfico, Tráfico de Influencias y Cohecho Pasivo Propio (Caso Hayduk), sobre esto no aclaró nada, al contrario dijo que es “pura”. Al igual que su padre: Del cual quedó demostrado judicialmente  que robó con descaro, miles de millones de dólares, asesinó con alevosía y ventaja (barrios altos, la cantuta, periodistas y trabajadores).

La Fujimori dijo también que su plan de gobierno es único, que no ha cambiado; lo que es una gran  mentira, pues Hernando de Soto -ex asesor de cuestionados dictadores como Mubarak (Egipto), Gadafi (Libia), Zine El Abidine Ben Ali (Túnez)- hizo cambios radicales al Plan de Fuerza 2011, inscrito en el JNE; así lo demostró el Dr. Guillermo Olivera Díaz en su artículo De Soto dinamita Plan de Gobierno Keiko.

Los resultados del debate eran previsibles, ambos representan intereses y posiciones antagónicas; Ollanta Humala, simboliza en estas elecciones los anhelos y aspiraciones de la mayoría de peruanos y la Fujimori es la encarnación de la corrupción y la imposición de los poderes fácticos, quienes han puesto al servicio de su campaña al más grande grupo editorial del país:  el grupo El Comercio; además de la casi totalidad de diarios periodísticos, revistas, canales de televisión, radios y retransmisoras a nivel nacional. El “Grupo El Comercio” que ha amasado enorme fortuna promoviendo en los poderes del estado la corrupción y el encubrimiento como política; se aúnan  con gran financiamiento efectivo los dueños de las grandes empresas mineras que se niegan a perder su constante enriquecimiento y mal habidos privilegios; mención aparte del nuevo poder económico formado por los empresarios chilenos que están en todos los sectores de nuestra economía y territorio nacional como puertos, aeropuertos, minería, hidrocarburos, transporte, pesca, energía, alimentos, fármacos y  grandes tiendas comerciales.

El debate a todas luces fue claramente favorable a Ollanta Humala, cuyo resultado consolida su ventaja. Con ello, ha sabido ganar muchos votos en el sector de los indecisos y en los propios votantes de  la candidata de la mafia.

Estas elecciones tienen un carácter singular, que marca diferencia con todas las anteriores. A los peruanos nos toca elegir el próximo domingo 5 de junio entre la dignidad y la corrupción. El fujimorismo cuenta con el respaldo de un enorme poder económico, con el 99% de los medios de información y un Presidente como Alan García que busca protegerse contra denuncias por corrupción durante su gobierno. Sin embargo estos poderes fácticos se estrellarán contra la firmeza y dignidad de un pueblo justiciero que les dirá ¡No!